perros y gatos

¿Gatos o perros? ¿Quiénes son los jefes de la casa?

Está claro que los gatos son los tipos duros del hogar, nadie les chista, imponen sus reglas y de vez en cuando hacen “perrerías” como esta. No hay nada mejor que robarle el trono a su gran archienemigo, el perro.

Estos lindos gatitos hacen una muy buena jugada maestra, en algún momento de despiste por parte de sus compañeros perros, usan su gran astucia para coronarse como jefes de la casa conquistando terreno enemigo.

No hay nada mejor que robar la cama a un animal que en muchos casos duplica o triplica tu peso y ver impasiblemente cómo no puede hacer nada. Algunos ladran, otros luchan y muchos simplemente se resignan. Animados por sus dueños, los perros tratan de llenarse de valor y recuperar lo que les ha sido injustamente arrebatado. Finalmente la paz llega a los hogares, los mininos habiendo demostrado su poder desalojan el terreno.

Los perros recuperan su hogar, jamás volverán a dejarlo desatendido. La batalla ha sido intensa y todo ha sucedido frente a los ojos y las risas de sus dueños, que sin duda saben quiénes son los auténticos jefes de la casa son ellos, sus mascotas.

{ Comments on this entry are closed }

La dieta mediterránea podría ayudar a reducir el riesgo de fractura de cadera de las mujeres mayores

La dieta mediterránea podría ayudar a reducir el riesgo de fractura de cadera de las mujeres mayores

El régimen pareció proporcionar un ligero beneficio, según los investigadores

Comer una dieta mediterránea podría reducir al menos ligeramente el riesgo de una mujer mayor de fractura de cadera, según un estudio reciente.

Las mujeres que siguieron de forma más cercana una dieta mediterránea (rica en frutas, verduras, frutos secos, legumbres y granos integrales) tenían un riesgo un 20 por ciento más bajo de fracturas de cadera que las mujeres que no seguían ese régimen, según los investigadores.

Pero el estudio no pudo probar una relación causal. Y los investigadores hicieron hincapié en que la reducción absoluta del riesgo de fractura de cadera para cualquier mujer seguía siendo bastante ligera: solamente un tercio de un 1 por ciento.

De cualquier forma, “estos resultados respaldan la idea de que seguir un patrón dietético saludable podría tener un papel en el mantenimiento de la salud ósea en las mujeres postmenopáusicas”, concluyó un equipo de investigación dirigido por el Dr. Bernhard Haring de la Universidad de Wurzburgo, en Alemania.

El estudio aparece en la edición en línea del 28 de marzo de la revista JAMA Internal Medicine.

Un experto en Estados Unidos cree que la dieta puede ser muy importante para la salud ósea a medida que las personas envejecen. Pero qué dieta podría ser la mejor sigue sin estar claro, según el Dr. Michael Hepinstall.

La investigación respalda “en general la idea de que una alimentación adecuada tiene beneficios para la salud que podrían extenderse hasta un riesgo más bajo de fracturas de cadera”, dijo Hepinstall, cirujano ortopédico en el Centro para la Preservación y la Reconstrucción de las Articulaciones del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

“Pero los resultados de este estudio no son lo suficientemente convincentes como para confirmar que la dieta mediterránea sea lo mejor, ni sugieren que un individuo que adopte una dieta mediterránea puede tener la seguridad de que ha tomado las medidas adecuadas para reducir el riesgo de fractura”, dijo.

En el estudio, el equipo alemán examinó el vínculo entre la dieta y la salud ósea en más de 90,000 mujeres estadounidenses sanas, cuyo promedio de edad era de 64 años. Se les dio seguimiento durante casi 16 años.

Aunque el equipo halló una tendencia ligera a favor de una dieta mediterránea y un riesgo más bajo de fractura de cadera en particular, la dieta no pareció reducir las probabilidades de sufrir fracturas en general.

Hepinstall indicó que para las personas que ya seguían la dieta hubo una buena noticia. Aunque la dieta mediterránea normalmente tiene unas cantidades más bajas de productos lácteos que otras dietas, eso no pareció dañar la salud ósea, señaló.

¿Qué es lo que sí ayuda a fortalecer los huesos de las mujeres a medida que envejecen? Según Hepinstall, se aconseja que hagan ejercicio con un impacto bajo y de levantamiento de peso, incluyendo el tai chi.

“Los médicos también recomiendan típicamente la ingesta de calcio en la dieta, con complementos de calcio y vitamina D para las que tengan deficiencias”, añadió. También se recetan medicamentos cuando se diagnostica la osteoporosis.

Unas medidas de seguridad sencillas también reducen las probabilidades de sufrir fracturas asociadas a las caídas, dijo Hepinstall. Las revisiones regulares de la vista son clave y “dentro de casa, aconsejamos a los pacientes que el camino hasta el baño esté despejado, que usen una luz nocturna, que retiren los tapetes y otras fuentes potenciales de caídas”, dijo.

{ Comments on this entry are closed }

 

Citas Memorables

No se sale adelante celebrando éxitos sino superando fracasos

  • Orison Sweett Marden [Enviado por Agustín Pimentel]

Algunas personas merecen una condecoraciòn por su buen comportamiento en pùblico, y una fuerte sanciòn por su mal comportamiento en privado

  • S. F. Sales

Pierde una hora por la mañana y la estarás buscando todo el día

  • Richard Whately.

{ Comments on this entry are closed }

 Los alimentos que más dañan tu cerebro

Los alimentos que más dañan tu cerebro

Hay alimentos que obstaculizan que tengamos un cerebro más sano. Repasamos 10 de ellos.

 

Los alimentos fritos dañan tu cerebro

Cuando cocinamos, el aceite vegetal se convierte en otra forma de grasas, llamadas saturadas, que ayudan al colesterol a ubicarse en las arterias. Una vez fritos, los alimentos destruyen lentamente las células nerviosas del cerebro, deteriorando nuestra capacidad para aprender y para formar nuevos recuerdos. Obviamente hay aceites más peligrosos que otros. El de girasol es uno de los más tóxicos para nuestro organismo. “Comer en exceso alimentos no saludables puede conducir al sobrepeso pero mirando más allá, hemos encontrado un enlace preocupante entre una dieta rica en grasas saturadas y las enfermedades relacionadas con el cerebro”, explica Terry Davidson en su artículo publicado en la revista Neurology.

El azúcar añadido daña tu cerebro

El consumo a largo plazo de azúcar puede causarnos una gran cantidad de problemas neurológicos y afectar a la memoria, reduciendo nuestra capacidad de aprender. Así, según un estudio publicado en la revista Journal of the American Medical Association (JAMA), aquellas personas que consumieron entre el 17-21% de calorías en azúcar presentaban un alto riesgo de morir por enfermedad cardiovascular en comparación con los que consumían alrededor del 8% de azúcar en sus calorías diarias. El riesgo representaba más del doble para aquellos que consumían más del 21%.

La comida rápida daña tu cerebro

La comida rápida o fast food ha demostrado provocar cambios en la química de nuestro cerebro, provocando síntomas similares a la abstinencia, entre ellos ansiedad y depresión. La comida rápida también afecta la producción de dopamina, hormona que también participa en la función cognitiva, concretamente en la capacidad de aprendizaje, la motivación y la memoria. Así, abusar de la comida rápida (más de 3 o 4 veces a la semana) no solo puede causar obesidad o problemas del corazón, sino también dañar tu cerebro.

Los alimentos procesados dañan tu cerebro

Los alimentos procesados químicamente están repletos de altos niveles de azúcar, fructosa, sodio, aceites parcialmente hidrogenados (conocidos como grasas trans). “Los alimentos procesados y los alimentos que son hiper-alergénicos pueden dañar la salud del cerebro”, según el especialista en nutrición deportiva Brandon Mentore. De hecho, la comida procesada o precocinada afecta el sistema nervioso central y eleva el riesgo de desarrollar un trastorno neurodegenerativo como la enfermedad de Alzheimer. No se trata de eliminarlos por completo de nuestra dieta ya que no es nada malo comer este tipo de alimentos pero lo que sí debemos evitar es comerlos a menudo o comer cantidades excesivas si queremos mantener un cerebro sano y fuerte.

Las grasas trans dañan tu cerebro

La revista Neurology publicó un estudio cuyas conclusiones demostraban que una alta ingesta de grasas trans (presentes en la margarina o las patatas fritas.) está vinculado a la contracción del cerebro. Según el nutricionista Tori Holthaus “las dietas altas en grasas trans aumentan el beta-amiloide en el cerebro, que se asocia con la enfermedad de Alzheimer”. Y es que las grasas trans no solo son perjudiciales para el corazón o el sobrepeso, sino también para nuestro órgano pensante. Estas grasas ralentizan los reflejos y nuestra capacidad de respuesta cerebral y aumentan el riesgo de sufrir un derrame.

La cafeína daña tu cerebro

Si bien es cierto que la cafeína ayuda al cerebro a estar en estado de alerta, también aporta un lado negativo. La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos afirma que 600 miligramos de cafeína al día pueden provocar dolores de cabeza, elevar la ansiedad y los trastornos relativos al sueño. Una ingesta exagerada de cafeína puede causar confusión, alucinaciones y, en última instancia, la muerte.

La fructosa daña tu cerebro

El sustituto del azúcar, la fructosa, el jarabe de maíz de alta fructosa, obstaculiza el funcionamiento de las células del cerebro y cómo estas almacenan la energía necesaria para procesar tanto el aprendizaje como los pensamientos. Este componente reduce así nuestra capacidad para capacidad aprender y para recordar información, según una investigación publicada en The Journal of Physiology.

La sal daña tu cerebro

Así de sencillo. El exceso de sal afecta a tu inteligencia, ya que los alimentos salados tienen un eco negativo en nuestra salud cardíaca y nuestra presión arterial pero también en nuestro cerebro, ya que perjudican nuestra capacidad para pensar. De hecho, un estudio publicado en la revista Neurobiology concluyó que las dietas altas en sodio estaban asociadas a una mala salud vascular, lo que a su vez conduce a que la disminución cognitiva sea más rápida.

Los edulcorantes artificiales dañan tu cerebro

Los componentes presentes en los edulcorantes artificiales, si se toman durante mucho tiempo, pueden provocar daños cerebrales y problemas con la capacidad cognitiva. A pesar de que aportan muchas menos calorías que el azúcar, a largo plazo las consecuencias son mucho más negativas.

Entre estos ingredientes artificiales también se encuentran los conservantes, los colorantes o los que aportan sabor o textura. Ninguno de ellos le hace ningún bien a nuestro cuerpo y menos a nuestro cerebro.

Los alimentos con glutamato monosódico dañan tu cerebro

El glutamato monosódico, también conocido como GMS, es comercializado por la industria alimentaria como un potenciador del sabor, debido a que equilibra y resalta el matiz de otros sabores. Es muy popular en la cocina asiática pero sus componentes afectan a la química de nuestro cerebro a través de la sobreexcitación de sus células hasta el punto de daño cerebral. “El GMS está oculto en diversas fuentes, entre ellas: sabores naturales, especias, proteínas hidrolizadas, caldos o proteína aislada de soja”, afirma el quiropráctico Chad Laurence. Según la Administración de Alimentos y Medicamentos, diversos estudios han demostrado que las inyecciones de glutamato en ratones de laboratorio han provocado daño en las células nerviosas del cerebro, asociadas con patologías como la enfermedad de Huntington o el alzhéimer. Una ingesta excesiva de estos alimentos puede provocar además dolores de cabeza, fatiga, desorientación, obesidad y depresión.

{ Comments on this entry are closed }

 

Refranes Populares

  • A quien presta la frazada, le toca aguantar la helada
  • No hay mejor amigo que un peso duro en el bolsillo
  • La sangre del pobre el rico se la come
  • Los pesares envenenan la sangre
  • No vive más el querido ni menos el aborrecido

 

{ Comments on this entry are closed }

El reto de vivir con asma

El reto de vivir con asma

Terapias respiratorias cada cuatro o seis horas, días sin ir a la escuela y sin poder trabajar, el pito cuando se respira y la tos nocturna que te mantiene en vela… ¿suena familiar? Muchas familias enfrentan los retos de vivir con un niño asmático. El ciclo parece repetirse a menudo y la preocupación por los ataques recurrentes de asma mantiene a la expectativa a todos en la familia. Si te encuentras en este bote, te ofrecemos alternativas y soluciones para lograr un mejor control de la condición de asma de tu hijo.

¿Por qué hay tantos niños asmáticos?

Según la doctora Rita Díaz, alergista pediátrica, los factores genéticos y ambientales juegan un papel muy importante en esta tendencia. “El alto grado de contaminación ambiental explica en parte por qué el asma va en aumento”, acota y añade que en el trópico hay más humedad, por lo que hay una mayor exposición a hongos, ácaros, polen y otros alérgenos que pueden ser causantes del asma en los niños.

Lo importante, sin embargo, es que los padres y encargados entiendan mejor la condición para que puedan tratarla y controlarla adecuadamente. “El asma es una inflamación de las vías respiratorias y no basta con tratar el ataque de asma, hay que ir a la raíz del problema y controlar esa inflamación”, explica la especialista.

Cómo evitarla

El asma es una enfermedad causada por una inflamación de las vías respiratorias. Para lograr un verdadero control de ésta, es preciso tratar adecuadamente la inflamación. “Si sólo actúas cuando hay un ataque de asma, el ataque volverá a repetirse en poco tiempo. No puedes solamente tratar la punta del iceberg, que es el control del ataque de asma tienes que combatir la raíz del problema. De lo contrario, se pueden producir cambios estructurales en la mucosa y los bronquios y el daño puede ser irreversible”, explica la Dra. Díaz. La solución es sencilla: usar un medicamento de control, que incluye esteroides inhalados e inhibidores de leucotrienos. “Usualmente, se recomienda que al menos durante tres meses el paciente siga el tratamiento con los inhibidores de leucotrienos”, explica la doctora, quien afirma que esto permite un control prolongado de la condición, evitando los ataques recurrentes de asma y que el niño esté siempre en terapia respiratoria.

Investiga las causas

“Resulta muy importante que, una vez se ha controlado el ataque de asma, se entienda el factor etiológico de la condición. Hay que buscar cuál es el desencadenante del ataque de asma”, afirma la Dra. Díaz, quien añade que en muchos casos el asma tiene un fuerte componente alérgico.

“Desde que es infante, el niño puede padecer de asma. Usualmente se ve en pequeños que han comenzado lo que llamamos la marcha alérgica, que puede comenzar por intolerancia a la lactosa y a la proteína de la leche; problemas en la piel, como eczema y dermatitis atópica; un fuerte historial familiar de alergias y otras alergias a alimentos”, acota.

Es buena idea, por lo tanto, visitar a un alergista para identificar qué elementos exacerban la condición. “Las pruebas de alergias se pueden hacer desde que el niño es infante. Contrario a lo que muchos piensan, no resultan dolorosas, pues no se inyecta con una aguja al niño. Se usa un sistema en el que el niño siente sólo una leve picadita”, explica la alergista.

En caso de un ataque de asma

Cuando el niño se encuentra en medio de un ataque de asma, lo más importante es tratarlo adecuadamente para controlar el episodio. Hay que recurrir a medicamentos de rescate, como broncodilatadores de acción breve y corticosteroides.

Síntomas principales

  • Dificultad para respirar
  • Respiración rápida y aleteo nasal
  • Falta de aliento, incluso en reposo
  • Opresión en el pecho
  • Tos (la tos persistente de noche es uno de los síntomas más importantes del asma y puede ser el único síntoma que manifieste el niño)

Desencadenantes del asma

  • Alergia a los animales
  • Cambios en el clima
  • Químicos en el aire o en los alimentos
  • Polvo
  • Moho
  • Polen
  • Ejercicio
  • Emociones fuertes
  • Infecciones virales como el resfriado común

 

 

{ Comments on this entry are closed }

.

Citas pa’l Bronce

Con el dinero sucede lo mismo que con el papel higiénico; cuando se necesita, se necesita urgentemente

  • SINCLAIR, Upton

Incluso el pasado puede modificarse; los historiadores no paran de demostrarlo

  • SARTRE, Jean-Paul

Las obras de arte se dividen en dos categorías: las que me gustan y las que no me gustan. No conozco ningún otro criterio

  • Antón Pavlovich Chejov

.

 

{ Comments on this entry are closed }

Alzheimer

Un estudio sugiere una relación entre la privación de sueño y el riesgo de Alzheimer

El cuerpo parece usar el tiempo de descanso del cerebro para eliminar sustancias relacionadas con la enfermedad, afirman investigadores

Un nuevo estudio muestra que los niveles de meta amiloidea, un subproducto de la actividad cerebral que se considera como marcador de la enfermedad de Alzheimer, normalmente aumentan de día y se reducen de noche.

Aunque el hallazgo es preliminar, podría sugerir una posible relación entre la privación de sueño y el riesgo de desarrollar la enfermedad que deteriora al cerebro, afirman investigadores.

“Hace tiempo sabemos que una privación significativa del sueño tiene efectos negativos sobre la función cognitiva [del cerebro] comparables con los de la intoxicación por alcohol”, apuntó en un comunicado de prensa de la Universidad de Washington el Dr. Stephen Duntley, profesor de neurología y director del Centro de Medicina del Sueño de la universidad. “Pero recientemente se ha hecho aparente que la interrupción y la privación de sueño prolongadas podrían realmente tener mucho que ver en los procesos patológicos que subyacen a las enfermedades. Esta conexión con la enfermedad de Alzheimer aún no se ha confirmado en humanos, pero podría ser muy importante”.

Los hallazgos fueron publicados en una edición avanzada en línea de la próxima edición impresa de la revista Archives of Neurology.

Según los investigadores, los niveles de proteína beta amiloidea parecen fluctuar.

“En las personas sanas, los niveles de beta amiloidea se reducen a su punto más bajo unas seis horas tras el sueño, y vuelven a su punto más alto seis horas tras el máximo de vigilia”, explicó en el comunicado de prensa el Dr. Randall Bateman, profesor asociado de neurología de la Facultad de medicina de la Universidad de Washington, en San Luis.

“Observamos muchas conductas distintas, y las transiciones entre sueño y vigilia fueron los únicos fenómenos que se correlacionaron firmemente con el aumento y la reducción de la beta amiloidea en el líquido cefalorraquídeo”, añadió.

Bateman y colegas también hallaron que este patrón era más prevalente en las personas saludables y jóvenes, y menos pronunciado en adultos mayores que sufrían de periodos de sueño más corto o con más interrupciones.

Sugirieron que el motivo de esto podría ser que la actividad baja del cerebro durante el sueño permite al cuerpo eliminar la beta amiloidea a través del líquido cefalorraquídeo.

Los niveles de beta amiloidea en los adultos mayores con Alzheimer parecen ser constantes, lo que sugiere una posible relación entre la falta de sueño y las probabilidades de una persona de desarrollar la enfermedad, según el equipo.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores dividieron a los participantes del estudio en tres grupos:

  • Personas a partir de los 60 que obtuvieron resultados positivos en pruebas para la presencia de placas de beta amiloidea en el cerebro.
  • Personas a partir de los 60 que no tenían placas de beta amiloidea.
  • Personas sanas entre los 18 y los 60 años de edad.

Usando punción lumbar, los investigadores monitorizaron los niveles de beta amiloidea en el líquido cefalorraquídeo de los participantes cada cuatro horas durante hasta 36 horas. En ese tiempo, también grabaron las actividades de los participantes y monitorizaron su actividad cerebral.

En el grupo con placas en el cerebro, los niveles de beta amiloidea permanecieron casi constantes. Sin embargo, en los otros dos grupos los niveles aumentaron y se redujeron con regularidad en ondas transversales (en forma de serpiente). Los puntos altos y bajos de este patrón eran mucho más obvios en los pacientes más jóvenes, y más planos en las personas mayores.

Aunque las actividades de los participantes no tuvieron un impacto sobre los cambios en los niveles de la beta amiloidea, los picos en su sueño y vigilia ocurrieron constantemente antes de los picos y descensos en los niveles de beta amiloidea.

Los autores del estudio dijeron que se necesita más investigación para explorar cómo los problemas de sueño en las personas jóvenes afectan la fluctuación normal en la beta amiloidea cefalorraquídea, y cómo los medios para regular el sueño podrían ayudar a mantener este patrón parecido a una onda.

“Sigue siendo especulativo, pero hay indicaciones interesantes de que un mejor sueño podría ser útil para reducir el riesgo de Alzheimer”, concluyó Duntley. “Sabemos a partir de varios estudios que el ejercicio mejora el sueño, y la investigación también ha mostrado que el ejercicio se asocia con un menor riesgo de Alzheimer. Quizás el sueño sea un vínculo mediante el cual ese efecto ocurre”.

 

{ Comments on this entry are closed }

 

Proverbios

La astucia del que no tiene astucia es la paciencia

  • Proverbio Arabe

Un hombre tiene la edad de la mujer a la que ama.

  • Proverbio Chino

La mitad de nuestras equivocaciones nacen de que cuando debemos pensar, sentimos, y cuando debemos sentir, pensamos

  • Proverbio britanico

 

{ Comments on this entry are closed }

Lactancia disminuye riesgo de padecer obesidad y cáncer de mama

Lactancia disminuye riesgo de padecer obesidad y cáncer de mama

David García-Junco, comisionado Nacional de Protección Social en Salud, indicó que la lactancia en los recién nacidos favorece la sana nutrición, ya que contiene anticuerpos que previenen neumonía; una de las principales causas de mortalidad infantil en el mundo.

Durante la inauguración del Taller de “Lactancia Materna en México: Desafíos y Oportunidades”, García-Junco, destacó también que aquellos adolescentes que en su infancia fueron alimentados con leche materna reducen en un 40% el riesgo de padecer obesidad, mientras que las madres que amamantaron disminuyen el riesgo de desarrollar cáncer de mama hasta en 40%.

En un comunicado conjunto con la Secretaría de Salud, el comisionado Nacional, agregó que diversas investigaciones en México revelan que la lactancia materna disminuye la morbilidad y mortalidad infantil en los países en desarrollo.

En ese sentido, manifestó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó desde 2002 a través de la Estrategia Mundial para la Alimentación del Lactante y del Niño pequeño, la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida y la lactancia materna complementaria, en la que se sigue dando pecho y se agregan a la dieta sólidos y semisólidos.

Asimismo, dijo en 2007 la OMS propuso esos indicadores para evaluar las prácticas de alimentación del lactante y del niño pequeño, mismas que la Secretaría de Salud reunió a través de la Norma Oficial Mexicana.

Finalmente señaló que el Seguro Popular está trabajando en acciones que mejoren el estado nutricional de los recién nacidos y desde 2010, la Comisión Nacional de Protección Social en Salud junto con la Secretaría de Salud pusieron en marcha el Programa de Desarrollo de Actividades para la vida, que consiste en políticas enfocadas a la prevención.

 

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas