Indice Klip7.com

by herbalife on 10/02/2016

in - Indices

 

Indice de Klip7

Entretencion

Hogar

Humor

Para Pensar

Salud

 

 

{ Comments on this entry are closed }

La melatonina ayuda a controlar el aumento de peso

La melatonina ayuda a controlar el aumento de peso

Científicos de la Universidad de Granada (UGR) han demostrado que la melatonina, hormona natural segregada por el cuerpo humano, sirve para controlar el aumento de peso sin necesidad de reducir la ingesta de alimentos y mejora el perfil lipídico en sangre.

Esta hormona se encuentra además en pequeñas cantidades en algunas frutas y verduras como la mostaza, las Bayas del Goji, las almendras y pipas de girasol, el cardamomo, el hinojo, el cilantro y las cerezas, por lo que su consumo podría ayudar a controlar el peso y a prevenir las enfermedades cardiovasculares asociadas.

Los investigadores, según han informado fuentes de la Universidad, han analizado los efectos de la melatonina sobre la obesidad, la dislipidemia y la hipertensión asociada a la obesidad en ratas Zucker jóvenes obesas diabéticas, un modelo experimental del síndrome metabólico.

Dado que los beneficios derivados de la administración de la melatonina se produjeron en ratas jóvenes, antes de desarrollar complicaciones metabólicas y vasculares, los científicos creen que la melatonina podría ayudar a prevenir las enfermedades cardiovasculares asociadas a la obesidad y la dislipidemia.

Los autores del estudio destacan que, si estos hallazgos se confirman en humanos, la administración de melatonina y la ingesta de alimentos que la contienen podrían ser una herramienta que ayudase a combatir la obesidad y los factores de riesgo asociados a la misma.

Parte de los resultados de esta investigación acaban de ser publicados en la revista científica “Journal of Pineal Research”.

 

{ Comments on this entry are closed }

Todo lo que deberías saber sobre el suelo pélvico

Todo lo que deberías saber sobre el suelo pélvico

El suelo pélvico es una estructura fundamental para el funcionamiento de nuestro organismo, pero no siempre somos conscientes de la importancia de cuidarlo correctamente.

muyinteresante.es

Cada día se oye más hablar del suelo pélvico, pero seguimos sin ser plenamente conscientes de la necesidad de cuidar y fortalecer esta zona de nuestro organismo para prevenir futuros problemas de salud.

Un estudio realizado por el Observatorio de Salud Íntima de la Mujer de SEGO-Ausonia evaluó el problema de la incontinencia urinaria, muchas veces derivado de un debilitamiento del suelo pélvico, en 1.272 mujeres de entre 45 y 74 años. Una de las conclusiones más llamativas fue que el 60% de las mujeres con pérdidas de orina no están diagnosticadas de incontinencia urinaria, y la mayoría no han acudido a un experto pues piensan que no tiene solución. Además, según los resultados de esta encuesta, solo el 39,5% de las mujeres que padecen pérdidas de orina han sido preguntadas al respecto por algún profesional de la salud.

El embarazo, el parto y la menopausia son momentos de riesgo en los que el suelo pélvico de las mujeres puede dañarse, por lo que se debe prestar especial atención a los mismos y hacer un trabajo de prevención, por ejemplo a través de ejercicios de Kegel. Sin embargo, los hombres también deberían cuidar su suelo pélvico y los motivos son casi idénticos que en las mujeres: prevenir problemas de incontinencia urinaria y anal, mejorar las relaciones sexuales, favorecer un correcto vaciado de vejiga e intestino, prevenir problemas de próstata… Los expertos recomiendan a los hombres empezar a prestar atención y a cuidar su suelo pélvico a partir de los 30 años para evitar problemas en el futuro.

En esta galería vamos a aprender qué es el suelo pélvico, los principales problemas derivados de un daño en el mismo, cuáles son los factores que pueden debilitarlo y también qué podemos hacer para cuidar nuestro suelo pélvico y prevenir complicaciones futuras.

¿Qué es el suelo pélvico?

Es una estructura muscular y de tejido conjuntivo que cierra la pelvis por su parte inferior. Abarca desde el pubis al coxis y de isquion a isquion. Tiene una misión muy importante y es la de dar soporte a las vísceras y hacer de amortiguación en sus movimientos. Además, mejora la labor de continencia de los esfínteres y la calidad de las relaciones sexuales.

Cuando el suelo pélvico no funciona…

Cuando el suelo pélvico está dañado o debilitado pierde parte de su funcionalidad y esto puede derivar en problemas de salud que afectan a la calidad de vida de las personas. Los más comunes son la incontinencia urinaria y los prolapsos.

Incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria es un problema muy frecuente, sobre todo en mujeres, pero eso no significa que sea algo normal ni que no se pueda corregir o tratar. Se puede deber a distintos motivos, pero la llamada incontinencia de esfuerzo se debe a que la musculatura del suelo pélvico está debilitada, lo que hace que se pierda orina durante acciones en las que se ejerza presión intra-abdominal (estornudar o toser fuerte, un ataque de risa…).

Prolapso

Se trata de un problema bastante grave que se produce cuando uno o más órganos de la cavidad pélvica descienden hacia el exterior. Es bastante común en mujeres tras un parto vaginal y conviene identificarlo a tiempo para tratarlo y evitar complicaciones mayores.

Embarazo, parto y suelo pélvico

El suelo pélvico se puede dañar por muchas razones, una de las más frecuentes es el embarazo, ya que el peso que se soporta durante nueve meses debilita la zona. Del mismo modo, las personas con sobrepeso sufren un proceso similar.

El parto también es otro acontecimiento que suele dañar el suelo pélvico de las mujeres, ya que durante el mismo estos músculos se estiran y hacen un sobreesfuerzo.

Otros factores: el estreñimiento

El estreñimiento también es un factor menos conocido que puede dañar la musculatura del suelo pélvico y esto se debe a la presión que se ejerce al ir al baño.

Otras actividades que dañan el suelo pélvico

Los deportes de impacto hacen que las vísceras boten y el suelo pélvico tiene que amortiguar el golpe, por lo que también se puede ir debilitando en las personas que los practican. Lo mismo les sucede a los trabajadores que cargan con mucho peso y a los músicos que tocan instrumentos de viento.

Los problemas respiratorios como el asma y la bronquitis suponen otro factor de riesgo: al tener que toser con fuerza y con frecuencia, el diafragma realiza una gran presión sobre las vísceras que sostienen el suelo pélvico.

Ojo con los tacones

Algunos fisioterapeutas también advierten que el uso de tacones altos puede dañar el suelo pélvico, ya que el desequilibrio que originan debe ser compensado por varias partes de nuestro cuerpo.

Menopausia y suelo pélvico

La menopausia es otro momento delicado ya que durante este proceso el colágeno, que es el principal componente del tejido conjuntivo que forma el suelo pélvico, pierde consistencia.

Los hombres también tienen que cuidar el suelo pélvico

El suelo pélvico es el gran desconocido de la anatomía y de la fisiología tanto de hombres como de mujeres y “a pesar de que la incontinencia urinaria afecta a tres de cada cuatro mujeres, no es algo exclusivo, pues se da también en el 25% de los hombres”, según explicó Virginia Urcelay, fisioterapeuta especializada en suelo pélvico, en el I Congreso de Mujeres en, por y para la Sanidad, que tuvo lugar en marzo de 2018. Urcelay es también autora del libro “¿Mearte de risa?, ni de broma”.

Como cuidar el suelo pélvico

Seguro que has oído hablar de los famosos ejercicios de Kegel, pero hay mucho más. Desde mantener una buena postura hasta saber coger bien los pesos para no dañar ni la espalda ni el suelo pélvico… Puedes consultar la web de fisioterapiaonline, que tiene un canal de vídeos muy completo con recomendaciones para cuidar el suelo pélvico y adoptar una buena higiene postural que lo proteja.

Ejercicios de Kegel

Estos ejercicios son fáciles de realizar y se recomienda incorporarlos a la rutina diaria, especialmente durante el embarazo, postparto y envejecimiento, ya que previenen lesiones de suelo pélvico y lo tonifican.

Se trata de trabajar la zona del periné con contracciones rápidas y lentas. En internet hay multitud de vídeos y páginas que explican cómo hacer los ejercicios de Kegel.

¿Cuándo hacer ejercicios de Kegel?

Según Virginia Urcelay, los ejercicios de Kegel “se pueden hacer en cualquier momento, menos en uno y es que, en contra de la creencia extendida, no se debe cortar el chorro del pis cuando se orina, ya que los reflejos por los que se regula el sistema miccional se ven perjudicados al hacerlo”.

Bolas chinas

Trabajar el suelo pélvico con bolas chinas es también una opción muy recomendable, aunque conviene empezar poco a poco y, según se vaya fortaleciendo la zona, ir aumentando el tiempo que somos capaces de retenerlas. No obstante, lo ideal es consultar primero con un profesional, ya que los beneficios potenciales de las bolas chinas dependerán también de cómo esté tu suelo pélvico en el momento de empezar a usarlas.

Yoga para fortalecer el suelo pélvico

El yoga es una disciplina muy recomendable para fortalecer y trabajar el suelo pélvico. Muchos de los ejercicios de respiración que se realizan durante la práctica te ayudan a ser más consciente de dónde se sitúa el suelo pélvico, y hay ciertas posturas o asanas específicas para trabajar esta zona.

El orgasmo

Según los fisioterapeutas, el orgasmo es uno de los mejores ejercicios para fortalecer el suelo pélvico, ya que durante el mismo se trabajan casi todas las fibras musculares que lo componen, se consigue una mayor circulación sanguínea en la zona, se evita la atrofia vaginal o vaginitis y se entrena el músculo pubococcígeo.

Tratamiento especializado

Cuando el suelo pélvico está dañado, lo ideal es acudir a una Unidad de Suelo Pélvico o a un fisioterapeuta especializado. Muchas mujeres embarazadas también optan por acudir a un experto para hacer una preparación al parto más centrada en el suelo pélvico, tanto para protegerlo como para ejercitar los músculos que más trabajarán durante un parto vaginal.

La tecnología también nos ayuda

Existen muchas aplicaciones para el móvil que nos ayudan a realizar un plan de trabajo para el suelo pélvico. Por ejemplo, la app Bwom incluye 200 ejercicios que se combinan en 54 planes de entrenamiento diferentes. Si eres más de videojuegos, Nintendo tiene uno muy útil para trabajar el suelo pélvico después del parto: “Physiofun: Ejercicios de Kegel”.

{ Comments on this entry are closed }

Fotos locas - imagenes divertidas  Fotos locas - imagenes divertidas: marido abusador

{ Comments on this entry are closed }

Por qué nos enfadamos cuando tenemos hambre?

Por qué nos enfadamos cuando tenemos hambre?

Un equipo de psicólogos se pregunta por qué a algunas personas les afecta más que a otras el tener el estómago vacío.

muyinteresante.es

¿Conoces a alguna persona que se ponga de humor terrible cuando tiene hambre? Seguro que sí, o que incluso tú seas una de ellas. Se trata de algo muy común, tanto que el Diccionario de Oxford, equivalente al de la RAE en español, ha aceptado recientemente el término hangry, un ingenioso juego de palabras entre angry (enfadado) y hunger (hambriento).

Un equipo de psicólogos de la Universidad North Carolina at Chapel Hill (EEUU) ha llevado a cabo una serie de ensayos para determinar por qué a algunas personas les enfurece más que a otras la sensación de hambre. Según revelan, se trata de una compleja combinación de estadios emocionales que van más allá de un simple bajón de azúcar.

En uno de los experimentos, publicado en la revista Emotion, y en el que participaron más de 400 personas de EEUU, se les mostraba a los voluntarios distintas imágenes destinadas a inducir en ellos sentimientos positivos, negativos o neutros. Tras mostrarles una imagen con un pictograma chino, totalmente neutra, debían evaluar en una escala de 7 puntos si les parecía agradable o desagradable. Además tenían que decir si en ese momento sentían hambre.

Los investigadores comprobaron que los participantes más hambrientos daban más puntuaciones negativas a la imagen, pero esto solo sucedía si previamente habían visto imágenes desagradables. Es decir, este efecto no se percibía después de ver fotos positivas o neutras. “Parece que las situaciones desagradables crean un contexto en el que el hambre nos afecta más negativamente”, explica Jennifer MacCormack, una de las investigadoras implicadas. En otras palabras: si has tenido un mal día, es probable que lleves mucho peor el hambre que si las cosas te fueran mejor.

El ambiente no es el único responsable

Pero vayamos un poco más allá. Sabemos que hay personas que reaccionan mucho peor al hambre que otras, por lo que no todo puede ser cuestión del ambiente. Para comprobarlo, los investigadores llevaron a cabo otro experimento con 200 estudiantes universitarios. Algunos tenían que acudir en ayunas y otros después de haber comido bien. Por otro lado, algunos voluntarios tuvieron que completar un ejercicio escrito diseñado para que se centrasen en sus emociones.

Después de esto, se pidió a los voluntarios que completaran un ejercicio bastante tedioso en un ordenador que, para colmo, se colgaba en mitad de la prueba. Tras esto, uno de los investigadores entraba en la sala y culpaba al estudiante del fallo informático. En definitiva, se trataba de una situación creada para causar malestar en el participante.

Tras el experimento, los estudiantes rellenaron cuestionarios en los que se les preguntaba acerca de sus emociones y de su percepción de la calidad del experimento. Los investigadores descubrieron que aquellas personas que venían en ayunas y que no habían hecho el ejercicio de escribir sobre sus emociones se sentían más estresados y con malestar general tras acabar la prueba. Esto no sucedía con los voluntarios que habían hecho el ejercicio, incluidos los que tenían hambre al comenzar.

La conclusión es clara: cuando somos más conscientes de nuestras emociones y de cómo nos sentimos, somos más capaces de dominar el malestar que nos produce tener el estómago vacío. Una vez más, la conexión mente-cuerpo parece tener un papel clave en el dominio de nuestras emociones. “El cuerpo desempeña un papel muy poderoso en la percepción de nuestras experiencias”, reflexiona MacCormack. “Es importante cuidarlos, prestar atención a las señales corporales – cansancio, hambre, enfermedad…- y no ser indiferentes a ellas, son importantes para nuestra salud mental a largo plazo y también para nuestra calidad psicológica cotidiana”.

Aunque este estudio se ha centrado en el hambre, sus autores creen que los resultados también podrían extenderse a otras sensaciones corporales como la fatiga o la inflamación, aunque será necesario realizar más investigaciones para comprobarlo.

{ Comments on this entry are closed }

¿Qué hacer frente a un caso de gastritis aguda?

¿Qué hacer frente a un caso de gastritis aguda?

La mucosa gástrica es la principal afectada en los casos de gastritis, ésta es una membrana de células encargadas de proteger las paredes internas del estómago de los ácidos gástricos que se encargan de la digestión. Muchos síntomas de la gastritis suelen coincidir con la dispepsia (dolor, incomodidad o quemazón en la parte superior del abdomen), que aunque no son lo mismo, suelen presentarse similares.

Infecciones, como la Helicobacter pylori, las rutinas alimenticias, bebidas, alcohol, cigarrillo y hasta medicamentos pueden ser los causantes de gastritis, que se manifiesta de diferentes formas según el organismo, pero sus síntomas comunes pueden ser vómitos, diarrea, gases, dolores y malestar estomacal, quemazón, nauseas y hasta sangre en las heces o al vomitar.

La gastritis no puede ser sólo diagnosticada de manera clínica, es decir por el análisis de síntomas y el diálogo con el especialista, sino que para confirmación certera requiere estudios invasivos como la gastroscopía y la biopsia, motivo por el cual cuando los síntomas se repiten de manera periódica el especialista suele pedir la realización de los mismos.

Una vez confirmada los tratamientos son variados, suelen incluir antiácidos que alivien la sensación de quemazón y protejan la pared estomacal, así como también cambios de hábitos alimenticios y de vida, a la par que, si es necesario, modificación de medicamentos menos agresivos para la mucosa.

La gastritis puede ser agua, crónica o estar asociada a alguna enfermedad o causa particular por lo que sería considerado un caso especial de la afección. Su clasificación no es simple y requiere de un diagnóstico clínico, acompañado de estudios y el seguimiento de un profesional con experiencia.

 

 

{ Comments on this entry are closed }

 

Recetas: CEBICHE MIXTO
 
Ingredientes:

600 grms de filete de pescado
20 langostinos
250 grms. de erizo o del marisco de su preferencia
1 cebolla grande cortada como para ceviche (juliana)
18 limones
1 camote
1 choclo
1 lechuga
ají limón al gusto, sal y granitos de anis

Preparación:

Corte el pescado en cubos, mezcle con los langostinos previamente cocidos y pelados, agregue la cebolla y lave al menos dos veces sin maltratar el pescado. Incorpore los erizos con sus jugos, sazone con sal, ají picado y el jugo de limón. Deje macerar por tres minutos y sirva en plato hondo acompañando con camote sancochado y pelado y choclo desgranado cocido en agua, azúcar, sal, jugo de limón y granitos de anis.

Porciones: para 4 personas

 

{ Comments on this entry are closed }

Muchos supervivientes al cáncer tienen dificultades para llegar a fin de mes, asegura un estudio

Muchos supervivientes al cáncer tienen dificultades para llegar a fin de mes, asegura un estudio

Los problemas de dinero pueden afectar su salud mental y calidad de vida, señalan unos investigadores

Muchos supervivientes al cáncer se enfrentan a problemas de dinero que pueden afectar su salud mental y su calidad de vida, sugiere un estudio reciente.

Los investigadores analizaron datos de 2011 de más de 19 millones de supervivientes al cáncer para determinar las tasas de problemas financieros de esos participantes.

Como mínimo un 29 por ciento de los supervivientes reportaron al menos un problema financiero asociado con su cáncer, el tratamiento o los efectos duraderos del tratamiento.

Específicamente, un 21 por ciento dijeron que estaban preocupados por el pago de facturas médicas grandes, el 11.5 por ciento no podían pagar el costo de sus visitas médicas, el 7.6 por ciento afirmaron que habían tenido que tomar dinero prestado o contraer deudas, el 1.5 por ciento declararon la bancarrota, y el 8.6 por ciento reportaron otros problemas con el dinero.

Los supervivientes al cáncer que se enfrentaban a problemas financieros tenían un riesgo más alto de depresión y angustia mental, tenían una calidad de vida más baja relacionada con la salud física y mental, y eran más propensos a preocuparse sobre el regreso del cáncer que los que no reportaron problemas financieros.

Además, mientras más problemas financieros tenían, más probable era que los supervivientes al cáncer presentaran esos problemas de salud, dijeron los autores del estudio.

Los investigadores también determinaron cómo los distintos tipos de problemas financieros afectaban a la calidad de vida. Por ejemplo, declarar la bancarrota se asoció con una reducción de entre un 20 y un 25 por ciento en la calidad de vida, y las preocupaciones sobre el pago de facturas médicas grandes se vinculó con una reducción del 6 al 8 por ciento en la calidad de vida.

El estudio de Hrishikesh Kale y Norman Carroll, de la Facultad de Farmacia de la Universidad del Estado de Virginia, aparece en la edición en línea del 14 de marzo de la revista Cancer.

“Nuestros resultados sugieren que las políticas y las prácticas que minimicen los costos de desembolso de los pacientes de cáncer pueden mejorar la calidad de vida relacionada con la salud de los supervivientes, así como su salud psicológica”, afirmó Carroll en un comunicado de prensa de la revista.

“Reducir la carga financiera de la atención del cáncer requiere de unos esfuerzos integrados, y los hallazgos del estudio son útiles para los programas de supervivencia al cáncer, los oncólogos, los pagadores, las compañías farmacéuticas, y los pacientes y sus familiares”, añadió.

{ Comments on this entry are closed }

Fotografia de pajaro dandose un baña en una fuente

{ Comments on this entry are closed }

[22-8-15]

Cómo manejar la alergia al polen en verano

El polen es la causa principal de la rinitis alérgica en verano. Este alérgeno puede ocasionar estornudos, congestión nasal, tos, picazón o irritación en la nariz, ojos y garganta.

Según la Administración de Alimentos y Medicamentos, unas 35 millones de personas en Estados Unidos padecen de alergia al polen, también conocida como fiebre del heno.

Siga estas recomendaciones para prevenir o tratar este tipo de alergias.

Medidas de prevención para alergias

  • Limite sus actividades al aire libre en las mañanas, ya que a esas horas los niveles de polen son más elevados.
  • Tome una ducha y cámbiese de ropa después de llegar a casa para eliminar los residuos de polen en su cuerpo, cabello y ropa.
  • Evite secar la ropa al aire libre.
  • Mantenga las ventanas de la casa y del auto cerradas en días soleados y con viento. Utilice el aire acondicionado si es posible.
  • Procure no cortar el césped o barrer la terraza o el patio con mucha frecuencia.

Uso y administración de medicamentos

Los medicamentos pueden ayudar a aliviar los síntomas de las alergias o rinitis alérgica. Consulte con su doctor para que le indique los medicamentos para combatir las alergias, por ejemplo:

  • Descongestionantes orales y nasales
  • Antihistamínicos en pastillas, jarabes o gotas
  • Aerosoles nasales, con o sin corticosteroides

Pruebas para las alergias

Si presenta síntomas difíciles de controlar con medicamentos, su doctor le puede realizar una prueba de alergia en la piel para obtener un diagnóstico más acertado. Después de obtener los resultados del examen, el doctor le indicará el tratamiento adecuado.

Para aprender más sobre temas de salud consulte GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de Estados Unidos en español, que forma parte de la Administración General de Servicios (GSA) de EE.UU.

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas