COMUNISMO EXTREMISTA RADICAL DESTRUIRÍA NUESTRO PAÍS


 

¿Cómo hemos podido llegar a la situación en que un partido comunista radical, marxista-leninista-maoísta podría asumir el gobierno y destruir nuestro país?, el camino empezó en 1980 cuando el grupo criminal terrorista de Sendero Luminoso (SL) inició una brutal guerra fratricida para imponer un régimen marxista-leninista-maoísta similar al que pretende implantar el partido Perú Libre, pero utilizando las bondades del sistema democrático que justamente quiere destruir. Cuando SL fue derrotado en 1992, empezó un nuevo período (segunda estrategia) y en 2009 una directiva senderista dispuso la fundación del Movimiento por Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef) cuyos principales dirigentes estuvieron presos por terrorismo y al que Castillo pertenece, iniciando un proceso para convertirse en partido legal, no logrando su cometido.

 

El sistema educativo fue uno de los sectores más afectados por SL y que explica la situación actual, muchos profesores del Movadef se infiltraron en el Magisterio por años haciendo permanente proselitismo ideológico comunista a la juventud con planes de agitación y propaganda, buscando inducir peligrosas maneras de entender el fenómeno terrorista e intoxicando con radicalismo, comunismo y odio las mentes de muchos niños y jóvenes, especialmente de zonas rurales. En octubre 2005 un informe del Consejo por la Paz denunció que 800 profesores de colegios y universidades mantenían vínculo con SL (250 excarcelados, 500 con antecedentes subversivos y el resto requisitoriados).

 

Otro aspecto es la activa apología al terrorismo del Movadef, según la Dirección contra el Terrorismo (Dircote), hasta agosto de 2018, existían 11,782 terroristas libres en el país, gran porcentaje dedicados a la apología reuniendo maestros, trabajadores, y familiares de condenados por terrorismo, y a pesar que en julio 2017 se promulgó la ley 30610 para sancionarla hasta 15 años, no hay sentenciados.

No es coincidencia que cuando Movadef, en junio de 2010, intentaba presentarse a las elecciones, el dirigente senderista Alfredo Crespo ofrecía lo mismo que propone el ideario de Vladimir Cerrón de Patria Libre: una nueva constitución, el cambio del modelo neoliberal, revisión de los contratos con empresas, además de nacionalizaciones y estatizaciones.

 

Bajo este panorama, no son creíbles los compromisos y el cambio de discurso de Castillo propalado el pasado día 5 junto con Mendoza por ser absolutamente contradictorio con sus ideas comunistas radicales plasmadas en el ideario de Cerrón, recordemos que Chávez en Venezuela engañó a todos con su cambio de discurso para asumir el poder, una vez logrado implantó el modelo comunista radical que lleva 22 años y destruyó ese país.

 

Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en el diario EXPRESO, fecha 8 de mayo de 2012

 

PARTIDO PERÚ LIBRE Y SUS VÍNCULOS CON SENDERO LUMINOSO


 

Nuestra Nación se encuentra en una situación política muy peligrosa, aunque parezca increíble, dos legisladores electos del partido Perú Libre tienen expedientes de la Dirección contra el Terrorismo de la Policía Nacional (Dircote), Alfredo Pariona y Guillermo Bermejo, en el caso de Pariona (más votado por Huancavelica) en 1984 fue detenido en Junín por pertenecer a Sendero Luminoso y estuvo detenido dos años y medio, y en junio 2011 volvió a ser detenido por peculado doloso y culposo en agravio del Gobierno Regional de Huancavelica.

 

En el caso de Bermejo (brazo derecho de Vladimir Cerrón), fue acusado en 2006  por terrorismo por tenencia de equipos para comunicarse con cocaleros de Tocache donde operaba el cabecilla senderista “Artemio”, pero fue absuelto, y en 2017, por afiliación al Movadef, brazo político de Sendero Luminoso, aunque fue absuelto en Sala Superior, la Corte Suprema ordenó nuevo juicio para el 18 de mayo próximo, y hasta ha declarado que no descarta integrar las comisiones de Inteligencia o Defensa del Congreso. Pero no solo esto, otros cinco congresistas electos de este partido tendrían vínculos con Movadef, lo cual se investiga en informes de la Dirección contra el Terrorismo (Dircote) y la Dirección Nacional de Inteligencia (Dini).

 

Pero también existen vínculos del candidato Pedro Castillo con Movadef, en la directiva 027-2018 emitida por el Comité Ejecutivo Nacional-Movadef, enviada a los dirigentes regionales del magisterio afiliados al grupo senderista, señala que Castillo, como dirigente del Sute-Conare, es un “aliado” de esta agrupación, lo apoya económicamente y ordena que las bases lo respalden como “único dirigente y vocero reconocido en la lucha ante autoridades del Estado”. También en mayo 2018 estuvo en Bolivia en un foro con representantes de Movadef-Bolivia (tribuna propagandística de actividades de Movadef-Perú) en el que estuvo acompañado de Nivardo Tello (actual congresista electo por Perú Libre), además Castillo sale en un video de 2018 con el puño levantado cantando con “hidalguía” el himno de Conare-Movadef copiado del grupo criminal Sendero Luminoso que los terroristas cantaban en las cárceles para difundir sus ideas genocidas.

 

Bajo este panorama el 6 de junio nos jugamos la vida, decidiremos si nuestro país continúa en democracia o sigue el camino comunista marxista leninista de Cuba y Venezuela, este partido, cuyo dueño es el corrupto comunista, Vladimir Cerrón, destruirá nuestro país y como él ha advertido: “en la teoría del poder uno va a quedarse y se defiende con el último rasguño hasta mantenerse en el poder”. Estamos notificados.

 

Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en el diario EXPRESO, fecha 1 de mayo de 2021

 

IDEARIO MARXISTA LENINISTA DE “PERÚ LIBRE” REPUDIA LAS LIBERTADES


El Ideario del partido Perú Libre es un repertorio de ideas comunistas marxistas, leninistas plasmadas en 77 páginas por Vladimir Cerrón, ex gobernador regional de Junín en dos períodos (2011-2014) y (2019 hasta agosto) al ser sentenciado y destituido por delitos de negociación incompatible y aprovechamiento del cargo por corrupción en una obra de saneamiento en La Oroya por S/ 850.000. Por no poder postular convenció a Pedro Castillo para lanzarse a la presidencia con su ideario quien actualmente lo defiende como si fuera suyo. Cerrón en este documento, presentado como plan de gobierno ante el Jurado Nacional de Elecciones, autodenomina a Perú Libre como “el único partido provinciano que lleva la voz del Perú profundo” y como “expresión contestataria de los pueblos marginados”.

 

Este ideario propugna la lucha de clases e incita al odio, aparece como un documento impugnador al neoliberalismo en los ámbitos económico, político y social, pero principalmente en los planos ideológico y cultural. El documento define claramente la ideología comunista contra las libertades de mercado, de empresa, de industria y finanzas, a las que culpa por la exclusividad monopólica de empresas extranjeras, la imposición de la libertad para los ricos y coacción para los pobres autorizándose la mayor explotación legal al trabajador quedando reducido a un medio de producción o simple mercancía.

 

La propuesta principal de este ideario es cambiar la Constitución, principalmente sobre derechos sociales y económicos y régimen económico, pretende cambiar la economía de mercado por una “economía popular de mercados”, (modelo implantado por Evo Morales y Rafael Correa, ambos inspirados en Venezuela), busca imponer un sistema estatal interventor y protector, para ello, convocaría una Asamblea Constituyente para redactar una nueva carta magna que rechace el actual modelo económico e incluye la nacionalización de empresas de sectores claves y la revisión y negociación de contratos ley firmados entre el Estado y privados, proponiendo utilidades de 20% a favor del privado y 80% a favor del Estado, con lo que aumentaría los presupuestos de salud y educación equivalente cada uno al 10% del PBI, y lo más peligroso contra la libertad de expresión, pretende regular los medios de comunicación.

 

Bajo este panorama, y aunque Castillo ahora, a través de declaraciones y comunicados este edulcorando y maquillando el contenido del ideario comunista populista y radical que demuestra claramente sus verdaderas intenciones, los peruanos no podemos permitir que esta ideología destroce nuestro país implantando una dictadura chavista, nos arranque nuestro futuro, esperanza, y libertad, y nos lleve a la miseria, caos y dictadura.

 

Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en el diario EXPRESO, fecha 24 de abril de 2021

 

EL GRAVE PELIGRO DE LA IZQUIERDA RADICAL


 

Las elecciones generales del pasado día 11, con la victoria en primera vuelta de Pedro Castillo, dirigente del Partido Perú Libre, de ideología comunista, marxista, leninista y claramente vinculado al Movimiento por la Amnistía y los Derechos Fundamentales (Movadef), brazo político del terrorismo, nos demostró el avance de una amenazante izquierda radical y extremista muy peligrosa en nuestro sistema democrático camuflándose en las necesidades de la población, una ideología que no cree en la democracia pero busca usarla para acceder al poder y desde allí romper los parámetros democráticos y destruir la economía de mercado a costa de reactivar el rol del Estado en la economía.

 

Castillo, que usa dicotomías agresivas “esta elección es entre ricos y pobres y entre el patrón y peón”, tiene el cinismo de hacer “un llamado a la concertación más amplia”. Sobre la situación de Venezuela manifiesta: “Es una democracia petardeada por intereses norteamericanos, cuyo único fin es apoderarse de sus recursos económicos menguando al pueblo con sanciones criminales”, a pesar que los gobiernos comunistas radicales de Chávez (1999-2013) y Maduro que lo reemplazó (2013 a la fecha) han sumido a este país en una crisis política, económica y social, sin libertades y con pérdida de calidad de vida y poder adquisitivo de la población, graves desabastecimientos de alimentos y medicamentos, crisis en todos los sectores, inflación que sobrepasa el 1,000% y con 3 millones de ciudadanos escapando de esa dictadura.

 

Castillo, si accediera el poder, pretendería hacer lo mismo, cambiar la Constitución para estatizar la economía y nacionalizar los recursos estratégicos (minería, gas, petróleo) y los principales servicios (puertos, ferrocarriles, corredores aéreos), además, desactivar el Tribunal Constitucional porque afirma que defiende la gran corrupción, eliminar los tratados de Libre Comercio, Alianza del Pacífico y el acuerdo de Asociación Transpacífico, desactivar las AFP, y sobre la libertad de prensa advierte que los medios de comunicación deben estar comprometidos con la cultura y la cohesión del pueblo, además, ha reiterado que cerraría el Congreso si este no acepta sus planes.

 

Bajo este panorama, nuestro país no debería votar por un gobierno de izquierda radical expansivo, confiscador y un peligro para la economía de mercado y las inversiones que nos llevaría a una situación catastrófica, a más fracaso y mayor pobreza; lo que necesitamos es un cambio de rumbo viable, político, económico, social, de salud, de seguridad y reivindicación del Congreso, proyectos que solo podrán llevarse a cabo con un gobierno sensato y estable, en democracia y con la población con absoluta libertad de expresarse.

 

Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en el diario EXPRESO, fecha 17 de abril de 2021

 

LAS ELECCIONES GENERALES DEL BICENTENARIO


 

El 28 de julio próximo conmemoraremos nuestro Bicentenario, no solo de la independencia sino además de nuestra trayectoria republicana. En junio 2011 se aprobó el Plan Estratégico de Desarrollo Nacional, Plan Bicentenario: El Perú hacia el 2021 (DS-054-2011-PCM), con 88 programas estratégicos como acuerdos vinculantes convertidos en políticas de Estado, que proyectaba duplicar el ingreso per cápita, disminuir la pobreza a menos de 10%, eliminar la mortalidad infantil y desnutrición crónica, elevar significativamente la calidad educativa, cobertura de salud y seguridad social, además de una economía moderna y diversificada, aumentar el PBI al doble, triplicar las exportaciones y mejorar las políticas sociales con mayor presión tributaria.

 

Diez años después constatamos que este Plan, considerado como la hoja de ruta del desarrollo nacional hacia el 2021, que fue trabajado a lo largo de dos años y medio con participación de 4,500 expertos de los sectores social, económico y político no ha podido ser cumplido en lo más mínimo (aun cuando los indicadores fueron reajustados y reducidos en agosto 2015) porque la mayoría de ministerios no implementaron su plan estratégico sectorial multianual al 2021, y por el contrario, los problemas se agravaron superlativamente desde marzo 2020 con la pandemia de Covid-19 que afectó las capacidades del gobierno y del aparato estatal al ser rebasados por la magnitud de la emergencia.


Bajo este panorama, el día de mañana, domingo 11, se dará inicio al proceso de las elecciones generales 2021, las cuales serán muy peculiares porque se dan en medio de una grave pandemia con serias restricciones para evitar contagios, con 25 millones de peruanos habilitados para votar, pero con gran porcentaje de indecisos, y con 18 candidatos, muchos de ellos pregonando promesas incumplibles solo para ganar la preferencia ciudadana.

 

Pero principalmente estas elecciones serán cruciales por el fuerte significado histórico de nuestro Bicentenario, quien gane las elecciones al final del proceso tendrá la gran responsabilidad de marcar el rumbo de nuestra sociedad a partir de julio 2021 por cinco años que podrían ser los más complicados de nuestra historia debido a la peor crisis sanitaria y económica de los últimos tiempos por la gravedad de la pandemia del Covid-19, que para combatirla, como la primera prioridad, será clave una altísima capacidad de gestión, como también para enfrentar otros problemas complejos que agobian a la población, tales como, acabar con la delincuencia, promover la inversión y el empleo, enfrentar la corrupción, mejorar la educación y salud, y optimizar el funcionamiento del Estado.

 

Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en el diario EXPRESO, fecha 10 de abril de 2021

 

Artículos Publicados

Artículos Publicados

Artículos por Temas



princ